Y ahora se llama «interés pedagógico…»

Y ahora se llama «interés pedagógico…»

19/11/2018 0 Por artur

Seguimos con el ataque al vehículo privado en esta nuestra ciudad de València, en este caso es culpa de Anaïs Menguzzato, concejal responsable de seguridad, que se ha gastado unos 140.000 euros en dos radares y cuatro cajones para instalarlos.

Cajón situado en el túnel de la Autopista del Saler (foto: Levante)

Se han situado en los túneles de entrada a la ciudad, pero entrarán en funcionamiento en próximas semanas tras la calibración por la polcía local.

Según Menguzzato, explicó que «los radares fijos cumplen con una función preventiva, ya que están anunciados con anterioridad a la entrada del túnel y, con ello, esperamos que los conductores y conductoras reduzcan la velocidad».