Y siguen las afrentas al vehículo privado…

ahora ya por fin, después de dos años y medio de anunciarlo a bombo y platillo, nuestro concejal de movilidad, @giuseppegrezzi (aunque este citado se que me tiene bloqueado, pero espero que sus palmeros se lo hagan llegar), llegan las cámaras de control de matrículas al centro de la ciudad. Y justo un año después de la entrada de los famosos «bucles de circulación» en las entradas a Ciutat Vella.

Además de anunciarlo sólo con una nota de prensa y de «tapadillo», todavía no se han publicado los criterios de autorización de entrada.  Del mismo modo, independientemente de la fecha del fin de la instalación y puesta a punto de las cámaras, éstas no empezarán a operar hasta culminado el plazo de altas en el registro de vehículos autorizados.

se fotografíaran las matrículas de todos los vehículos que accedan y si no están autorizados serán sancionados

La idea del Consistorio, que emana de los proyectos participativos DecidimVLC de 2015, estaba parada hasta que terminaran los trámites administrativos pertinentes para la colocación de cámaras que apuntaran a la vía pública. La propuesta vecinal planteaba «disfrutar de la posibilidad de poder pasear por el centro histórico sin tener que estar siempre pendientes de que venga un vehículo, reducir la contaminación acústica y ambiental que provoca el tráfico a todas horas, tanto de día como por la noche; y controlar la descarga de mercancías que ahora se realiza a todas horas y que hace que los vehículos comerciales estén aparcados arriba de las aceras».

Los dispositivos estarán en el acceso a la calle Corona desde la calle Guillem de Castro; en la calle Salvador Giner en su entrada desde la plaza del Portal Nou; en la calle Salvador en el cruce con la calle Trinitaris; en la plaza del Mercat a la altura de la calle Trench y a la salida del aparcamiento del Mercado Central en su giro hacia la cercana calle de la Boatella.

Sé el primero en comentar en «Y siguen las afrentas al vehículo privado…»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.